domingo, 21 de septiembre de 2014

Spes bona para el curso 2014-2015

Casi da apuro volver a escribir en el blog, después de tanta desatención al mismo. La verdad es que cumple bien su función como almacén de recursos, aunque es cierto que podrían explotarse mucho más, si el amanuense tuviera tiempo para ello, todas sus potencialidades. El caso es que comenzamos un nuevo curso. En esta edición, un tanto mermados en nuestra oferta clásica, pues no hubo alumnos suficientes para echar a andar la optativa de cuarto de ESO (Cultura clásica y mundo contemporáneo), ni tampoco el Griego de segundo de bachillerato. Esperemos recuperarlos para el curso que viene (ahí quedan esos dos cursos, hibernando, ensimismados en su incomprendida grandeza antigua). Pero nos lanzamos con ilusión (y con bastantes alumnos), a la aventura del Griego de primero y de la Cultura Clásica de tercero (además de, por descontado, nuestros Latines hermanos, en manos de otra profe).

Nunca nos deja de sorprender el mundo clásico, que aparece hasta donde menos se le espera. La leyenda Spes bona (Buena esperanza) que adorna la heráldica, con el león rampante y la figuración de la esperanza para los marineros en la mujer que sostiene el ancla, aparece en el centro del frontón que, a su vez, corona el majestuoso edificio del ayuntamiento de Ciudad del Cabo, en el extremo meridional de África. Por doquier nos encontraremos la Cultura clásica, y entenderemos el valor de su aprendizaje. Y vamos a aprovechar esta leyenda para afrontar este nuevo curso, con la misma "buena esperanza" con que doblaban el cabo los antiguos marineros, aliviados al salir de las aguas del proceloso océano Atlántico. 
---